Día cotidiano

3- Apostillas al Síndrome del Pseudointelectual

Apostillas al Síndrome del Pseudointelectual
Una pregunta: ¿Por qué cabe comparar los términos estilísticos, digámoslo así, entre un pseudointelectual (que no un intelectual) y un farandulero? Lo que un chico farándula hace en el gimnasio, no es más que agrandar los atributos que quiere exhibir; mirándolo detenidamente, el hábito de leer libros y revistas académicos, llenos de teoría, y el ejercicio constante de memorizar datos, se comporta de una manera similar. Diríamos que, de alguna manera, el pseudointelectual es un fisicoculturista del saber.
De otro lado, en las emisoras de su agrado (de paso sea dicho que son las mismas de la gente que se dice culta) él suele escuchar esas melodías que se distinguen claramente; es decir, siente un aprecio, desmesurado por la música concreta, es decir, aquel sector de la música clásica del cual hay melodías y fragmentos famosos qué recordar. Difícilmente nuestro amigo escuchará una obra completa; su “cultura musical” se limita a esos fragmentos famosos, con melodías que la memoria fotográfica que tiene puede recordar. De ahí que hable de su fascinación con Verdi, Beethoven, Vivaldi, y la forma como se llena la boca diciendo que La Traviata, tiene la musicalización más perfecta que inaugura el esquema de la música moderna, y que en la Fuga en Re Menor encontramos lo más selecto del contrapunto; o aun que en las Cuatro Estaciones se gesta el gran movimiento de las sinfonías temáticas.
Sobra aclarar que cuando dice esto, no entiende mucho lo que está diciendo, sino que se encuentra repitiendo las frases del musicólogo que conduce ese programa de por las tardes que se denomina algo así como “Melodías Selectas”.

En fin. Su afán mismo de ser reconocido como un intelectual, lo lleva al encuentro provocado con personajes del arte y la filosofía de la ciudad, en universidades y bibliotecas públicas. Estar una noche con ellos es verificar que entre la dinámica de sus espacios y la de un lugar como El Lleras, no hay grandes diferencias.

El pseudointelectual es, pues, un farandulero de datos.
Ir a lugares bohemios (a pesar de lo incómodo que allí se siente), asistir a conferencias ladrilludas (a pesar de que no entienda nada), asistir a lecturas de poemas, frecuentar salas de cine culto, son actividades tan necesarias para él como hablar mal del consumismo. Sin embargo, sus esquemas de acción son bastante similares. En ocasiones, los escritores, cineastas, dramaturgos, músicos clásicos, y otras celebridades del mundo culto, se comportan igual que las estrellas de la farándula. Es más, muchos de ellos, lo son, y aparecen en las revistas al lado de las estrellas del jet set. Una sensación semejante me deja, entrega tras entrega, las primeras páginas de Elmalpensante, la Revista Número, y Gatopardo.
Digamos finalmente que la distancia entre el pseudointelectual y el intelectual “real” es la misma que existe entre cualquier ser convencido frente a un pseudo cualquiera. Se me ocurren ahora el pseudohippie, pseudobrujo, pseudoartista, pseudomodelo, pseudopoeta… en todos los casos, se trata de hippies falsamente rebeldes, brujos sin mística alguna, artistas de pura pose, modelos sin disciplina, poetas de la pose.

6 comentarios »

  1. Estoy de acuerdo Carlos Andrés, lo que decís corrobora que puede haber inmpostura y cinismo en en todo lo “humano”, sin embargo desde el punto de vista político la actutid farandulezca suele traer graves consecuencias.

    Comentario por Andrés — junio 28, 2008 @ 3:15 pm | Responder

  2. No sé. Tengo muchas preguntas: ¿Que es un intelectual “real”? ¿Es un ser “convencido” de qué? ¿De que es intelectual? No sé. No me funciona ese criterio del convencimiento; puede aparejar trampas “cognitivas”. Segundo: ¿Quién pude ser más vanidoso que un intelectual? Aunque guste de ventilar su vanidad en los medios o, por el contrario, en círculos selectos o estrechos. ¿Qué intelectual no tiene su propia farándula? sea ésta mediática o esté reducida a su salón de clase o al campus universitario. Propongo que como intelectual “real” consideremos al sujeto o sujeta que lograr romper con las creencias consideradas como “naturales” por sus contemporáneos. Un sujeto que conoce y por tanto puede relativizar su propia vanidad. Así, estaría en camino de convertirse algún día en algo más “honorífico”: un sabio.

    Comentario por Juan C. — junio 28, 2008 @ 10:08 pm | Responder

  3. El texto me recuerda una conversación que tuvimos algún día en la sala donde “trabajamos”, cuando hablabamos sobre la esencia (visión platónica del mundo), y mirabamos algunas incidencias como la esencia de vainilla para la cocina, “mira la esencia y no las apariencias” en alguna canción de un grupo colombiano, entre otros ejemplos. En ese sentido comparto la apreciación hecha en uno de los comentarios sobre qué es un intelectual (omito lo de real). Por otro lado, me parece interesante el ejercicio de pensar sobre lo que se ha escrito, ya sea para precisar, para reafirmar o para cualquier otra cosa más. (Aqui hago otra prueba al editor, esta última parte, la que está entre parentesis, debe ser eliminada. Entonces para que le pagamos, y bien caro que nos sale)

    Comentario por juan manuel — julio 2, 2008 @ 4:46 pm | Responder

  4. Entoncesyo también pregunto: ¿Qué es un verdadero intelectual?. ¿Son esos que presumen de humildad y que nadie descubre su doble cara nunca jamás? ¿Aquellos que logran engañar a todos? ¿Los que se llevan a las chicas?. ¿¡Quienes son?! ¡Diganme!

    Comentario por zenit — septiembre 15, 2009 @ 9:01 pm | Responder

  5. Diría, un pseudointelectual es alguien que va por el sendero del intelecto, sin aun llegar a serlo, pero va por el camino del saber, ¿Que es un intelectual entonces?, ¿Es mejor mejor dejarse de poses y dejarse llevar por la ignorancia?, mmm este blog se me hace muy ”pseudointelectual”. Saludos =)

    Comentario por Pseudo-Beto — marzo 7, 2010 @ 7:53 pm | Responder

    • Yo añadiria al articulo que otro rasgo de los seudo-intelectuales es su necesidad de escribir textos como este.

      Comentario por Pseudo-Aressu ;) — agosto 15, 2011 @ 11:30 am | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: